Pediatría

El tratamiento en bebés y niños requiere la especialidad de fisioterapia en pediatría, además la osteopatía también ocupa una parte importante en nuestro diagnóstico y tratamiento, siempre desde el cuidado y la atención que requieren los más pequeños de la casa.

Estamos especializados en fisioterapia manual y osteopatía desde los primeros días de vida, pues un tratamiento precoz es fundamental para evitar futuras secuelas, tanto en la infancia como en la edad adulta.

Plagiocefalias, tortícolis, escoliosis, problemas musculoesqueléticos, cólicos del lactante, mala gestión de gases y cacas, estreñimiento, reflujos, alteraciones del desarrollo motor y del aprendizaje, terapia de integración de reflejos, otitis etc.

Terapia manual y osteopatía con técnicas suaves, adaptadas y especilizadas en recién nacidos, bebés lactantes y niños.

Osteopatía en pediatría:

Es una especialización de fisioterapia, en la que se utilizan técnicas manuales suaves, adaptadas y específicas, para los bebés y  los niños.

La osteopatía pediátrica trata las disfunciones en el recién nacido causadas por el proceso de parto.

El simple hecho de que el bebé se encaje en la pelvis de la madre durante el embarazo, o  atraviese el canal de parto, puede hacer que diferentes estructuras de su cuerpo se vean sometidas a una gran presión. Una de las zonas que más suele sufrir esta presión es la cabecita del bebé.

Los huesos del cráneo son todavía blandos y se amoldan a las contracciones para ayudar a la salida del neonato del útero. Por esta razón, muchos bebés presentan deformación craneal o sufren tortícolis. 

La osteopatía pediátrica tiene como fin liberar las tensiones acumuladas durante el parto y reequilibrar la relación entre el cuerpo y el cráneo.

 

Lesiones post-parto en bebés:

  • Cólicos del lactante
  • Escoliosis, si no se trata a tiempo, se puede transmitir al resto de la columna y al sacro.
  • Asimetrías craneales (plagiocefalias, tortícolis etc.)
  • Problemas de deglución.
  • Problemas digestivos: reflujo, gases y estreñimiento, mala gestión de gases y cacas
  • Otitis y bronquiolitis

Estos síntomas y otros suelen producirse, sobre todo, cuando los partos han sido instrumentalizados (como en el caso del uso de fórceps), largos o provocados.

 

Cuándo recomendamos una sesión de osteopatía: 

Todos los bebés deberían recibir una sesión de forma preventiva, ya que cuando se tratan de forma precoz, tienen mejor pronóstico, y podremos evitar, en muchos casos, secuelas en la infancia o en la edad adulta. 

Recomendamos  que los bebés lleguen a consulta a una edad temprana, desde los primeros días de vida, ya que hasta los seis meses tendremos más facilidad  para tratar la mayoría de las patologías, sobre todo las que estén relacionadas con  el cráneo, debido a la mayor plasticidad del cráneo en los primeros meses de vida.

Pasado este tiempo, se va produciendo una mayor osificación y aunque podemos influir equilibrando a nivel membranoso, sobre la tensión en las meninges o sobre las suturas craneales, a nivel estructural o púramente estético, no conseguiremos grandes cambios.

 

 

Cólicos del lactante:

Estamos especializados en fisioterapia del cólico del lactante

Lo primero es hacer un diagnóstico fisioterapéutico del cólico del lactante, con un cuestionario específico y nuestra exploración manual determinaremos el diagnóstico de cólico y el tipo de cólico.

El tratamiento se basará en terapia manual visceral y técnicas de osteopatía, que generalmente, serán en su mayoría técnicas de osteopatía craneal. 

Además, os daremos consejos y posturas para que podáis ayudar a vuestro bebé en los momentos de mayor dolor o llanto.

 

Terapia de integración de reflejos. Desarrollo motor y aprendizaje:

A través de la inhibición y/o la estimulación de ciertos reflejos primitivos y posturales, ayudaremos en el desarrollo motor, en los pasos de volteo, reptación, sedestación , gateo, bipedestación y la marcha.

Con la terapia de integración de reflejos podemos ayudar a un mejor aprendizaje: lectura, escritura, corportamiento, postura, equilibrio, coordinación, concentración, etc.

Cuándo se sospecha de una falta o de una pobre integración de reflejos:

Podemos valorar el tratamiento de estimulación/inhibición de reflejos si el bebé no voltea entorno a los 7 meses, no repta entorno a los 9 y no gatea entorno a los 12 meses.

En la edad escolar la falta de integración de reflejos se puede evidenciar, dependiendo del caso, en la escritura, el habla, la lectura, falta de equilibrio, malas posturas, falta de concentración, mala coordinación, mala comprensión lectora, etc.

 

CLÍNICA BASION

Fisioterapia especializada en osteopatía y en el cuidado integral de la salud. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier dolor o molestia, en nuestras manos está mejorar tu calidad de vida. Bienestar, prevención  y recuperación en manos profesionales.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

666 967 759

910 347 107

Calle de Béjar 13, 28028  Madrid

© 2016 Clínica Basion

Aviso legal

Call Now Button